Pensamientos 12

No quiero volar, pues no me deseo estrellar no deseo soñar, no quiero llorar. No quiero recordar, mas no lo puedo evitar; no deseo sentir, no quiero entrar a sufrir; no quiero volver a vivir, no deseo volver a morir. Quisiera retroceder a los días de ayer, desearía poder la esperanza tener… Al menos soñar

pensamientos 11

Miro el vacío sin encontrar algo, busco un destello de luz, una sombra, una aroma, un “algo“. Miro el piso como si hubieran pistas, una señal de lo que debo buscar en esta vida… Escucho el viento y sus gemidos, el llanto de mi corazón ceñido… Mis brazos no se mueven, mis piernas se detienen,

Pensamientos 9

Tic-tac. Se juntan las agujas, cual navajas marcan la hora. Explosión sin aviso, destrozas mi alma, destruyes mi calma. Marcando mi rostro un caudal infinto hincha mis ojos. Y vuelvo al fango. Paredes de piedra… La humedad y Los fríos brazos de soledad. Todo eso que no soporto… Sonora música de muerte Rodeas mi mente,

Pensamientos 7

Como pétalos cae el agua, sobre una alfombra de almas. Como canto de pájaros oigo tu voz dejando mudo todo mi corazón. Con un suspiro me alejas de tí, con el mismo suspiro me dejas morir. Soy tu muñeca, me siento como tal; por ello te deseo olvidar, mas, te adoro y no puedo, mi

pensamientos 8

En una noche como esta podría morirme; pues su delicadeza y espesura no afirman mi postura. Podría caer sin detenerme… Al aquellos rayos de luna, ser incapaces de sostenerme. En esta noche torpe podría derrumbarme, hundirme en el llanto que me abraza cada vez que pierdo yo mi espada. Sigilosa y paciente… observa. Espera… Escondida

Pensamientos 6

A pesar de las heridas como un suicida te voy buscando, ignorando cicatrices e incluso sangrando. A pesar de los errores sigo preguntando y gritando; porque no importa el cansancio con tal de estar a tu lado. Quizás para entenderte, quizás para perdonarnos por estar continuamente lastimando y sanando… Tanto tiempo pasado y cariño entregado,

Pensamientos 5

Ambas manos afirmando de la orilla miro hacia abajo y veo mi pasado, días nublados. Jadeante me afirmo sin soltarme, aunque cansa y agobia saber que sola debo afirmarme. La tentación de dejar caer mi cuerpo completo al vacío golpeando el cráneo en el abismo se vuelve interesante. Lucha de dos fuerzas se apodera de

Pensamientos 4

“No dejes que la oscuridad de la noche te hunda en las pesadillas. Recuerda que por la noche en tus sueños… Todo es posible si crees en ello. Creo que ya no le temo al daño; pues ya no es desconocido. Sé qué sentiré, sé como reaccionaré… y sé… que no lo olvidaré.” (MÁS ALLÁ