pensamientos 8

En una noche como esta podría morirme;
pues su delicadeza y espesura no afirman mi postura.
Podría caer sin detenerme…
Al aquellos rayos de luna,
ser incapaces de sostenerme.
En esta noche torpe podría derrumbarme,
hundirme en el llanto que me abraza
cada vez que pierdo yo mi espada.

Sigilosa y paciente… observa.
Espera…
Escondida en el vacío,
siendo monstruo en mi armario,
la figura en las sombras,
el gemido de los vientos…

Soledad,
que amenzas con destruir la muralla alzada;
Construcción endeble,
como la vida que cuido torpemente;
Escudo que resguarda esta figura mojada,
en el manto de la noche afirmada
y acariciada.

Noche suave…
que rodeas mis penumbras,
mis dudas.
Noche que descuidas mi alma desnuda.

Un susurro en la ventana:
mis lágrimas.
Un golpe a la puerta:
el silencio.
Una angustía que llena y hiela,
contrae mi alma,
destruye mi calma.

Mil brazos de hielo me atrapan y desgarran,
cordel de púas que mi corazón envuelve.
Este dolor…
me vence.

Noche triste me abandonas,
te descuidas y estoy sola.
Bajas la guardia y mi espada se desploma.

En noches como esta yo me hundo,
la soledad golpea con silencio y entra con el viento.

En estas noches me siento
como gotas de mar en el desierto,
como poeta sin tinta
sin sentimientos…

(MÁS ALLÁ DE LA TORMENTA, UNA VOZ EN EL SILENCIO, 2017)
Sasami Hanatsuki

No Comments

Post a Comment